Los efectos terapéuticos de conectarse con la naturaleza

Enero 21, 2021 Blog

Nuestros orígenes están en la naturaleza, por eso cada vez que podemos, la buscamos para alejarnos de nuestra ajetreada rutina y sanarnos un poco.
Descubre por qué pasar tiempo en entornos naturales es positivo para tu bienestar físico y mental.

La naturaleza y su composición reducen la frecuencia cardíaca y la presión arterial. En otras palabras, ayuda a relajarse. También puede reducir los niveles de estrés y fortalecer el sistema inmunológico, incluso puede mejorar el estado de ánimo.

Debido a la mejora de la vitalidad y la salud mental, la terapia a través de la naturaleza ayuda a las personas a tranquilizarse y reducir sus niveles de ansiedad e insomnio. Es muy recomendable para personas que están deprimidas o que sufren episodios de ira o fatiga.

Estamos seguros de que sin importar cuáles son tus preferencias al viajar, este tipo de paisajes tendrán todos esos efectos positivos sobre ti y más.

¿Qué hace específicamente a la naturaleza una sanadora de cuerpo y alma?

Cualquier persona puede ingresar a un bosque de forma autónoma para obtener estos beneficios. Nuestra necesidad de intuición natural puede ser lo que nos motiva a dejar cada cierto tiempo los ruidos y el ritmo de la ciudad para buscar un momento de tranquilidad. Sin embargo, en la década de 1980, Japón inició prácticas de tratamiento formales para restaurar la salud en el bosque y realizó investigaciones para medir los efectos sobre la salud. Esta práctica se llama Shinrin Yoku o “baño de bosque”.

La investigación muestra que los beneficios incluyen:

  • Mejorar la función del sistema inmunológico y aumentar la cantidad de células “natural killer” en el cuerpo, las cuales ayudan a destruir aquellas células tumorales o infectadas.
  • Bajar la presión sanguínea
  • Aliviar sensación de estrés
  • Mejorar el estado de ánimo
  • Mayor concentración, incluso en niños con TDAH
  • Acelerar la recuperación de una cirugía o enfermedad
  • Niveles de energía más altos
  • Mejorar la capacidad de dormir y el descanso

No toma mucho tiempo completar esta tarea: un estudio ha demostrado que observar el paisaje forestal en solo 20 minutos y respirar, puede reducir significativamente la concentración de saliva de la hormona del estrés, el cortisol.

Pero estos no son los únicos beneficios que encontrarás en una terapia a través de la naturaleza. También experimentarás una sensación de libertad increíble, tomando distancia de lo habitual y dándote el tiempo de poner todo en orden.

Si te has estancado, encontrarás una fuente de inspiración para tus proyectos o lo que tengas en mente, ayudándote a reflexionar.

Ya lo sabes, jamás dejes pasar tanto tiempo antes de reencontrarte con la naturaleza, que a su vez es reencontrarte contigo mismo. Adéntrate en ella siempre que puedas, ya sea en una caminata de unos cuantos minutos o largas estancias, solo en tu corazón sabes cuánto la necesitas.

Newsletter

¡Regístrate ahora! Le enviaremos información para su viaje.

WhatsApp Llamar